viernes, 13 de enero de 2012

Ella. Suya y mía.


Ella es delicada. Fina. Recatada.
Paranóicamente detallista,
tanto que cuando espera el más mínimo detalle y no lo siente,
la decepción invade cada centímetro de su cuerpo.

Ella es culta, lleva una artista dentro.
Sus delirios me han ocupado horas y horas,
aprovechadas como las últimas.

Ella es totalmente introspectiva. 
Cada droga que ha tocado le ha transmitido un sentimiento
de culpa, por el cual ya no quiere tocarlas más.

Ella es amor a sí misma, y a mí, y a ellos.
Fantasiosamente realista, y cada vez más objetiva,
me abre los ojos. Siempre.

Ella es Ella. No hay más.
Ella es la que sabe quién soy.
Yo todavía no.

2 comentarios:

  1. que bonito! conocer tanto a alguien y que ese alguien te conozca tanto a ti! Y poder decir tantas cosas bonitas de esa persona. Pocas veces pasa, tenemos que aprovechar cuando ocurre!

    Me ha encantado! :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias tia!!! Tienes razó. Es oro. :)

      Eliminar